Consejos para encontrar hoteles baratos

Los hoteles baratos permiten aligerar los costes de un viaje. Hay que recordar que las tarifas de vuelos y comida suelen consumir buena parte del presupuesto. Igualmente, los traslados en el sitio de destino (taxis, omnibús) implican gastos. Por eso, es prudente ver opciones para minimizar los pagos. Una de ellas consiste en ubicar alojamientos a precios económicos. En este post damos ideas al respecto. Además, en Avantrip hay bastantes opciones en hoteles baratos.

Queremos dejar algo en claro: hoteles baratos no es sinónimo de baja calidad. En realidad, hay que tener cierta astucia para ubicarlos. Por otra parte, tener en cuenta que los precios de hotelería no se mantienen constantes. Pasa lo mismo que con los pasajes de avión. Las tarifas ascienden y descienden de acuerdo a la demanda. Es decir, sube en temporada alta y disminuyen en temporada baja. Este es un primer aspecto a considerar para conseguir hoteles baratos.

Algunas aclaratorias sobre los hoteles y sus precios

Otra aclaratoria tiene que ver con las categorías de los hoteles. Es por todos sabido que tales establecimientos se clasifican de acuerdo al “número de estrellas”.  Usualmente, la escala oscila entre el Uno (1) al Cinco (5). Los hoteles de mayor valía son los adjetivados con el quinto escalafón. Hay que decir que en Dubai y ciertos principados de Europa hay hoteles de 6 y hasta 7 estrellas. Obviamente, son poco comunes y sus tarifas son simplemente astronómicas.

En dado caso, hay que indicar que un hotel de dos o tres estrellas no es de mala calidad. Simplemente, no tiene tantos servicios como los de mayor puntaje. Además, por alguna razón los hoteles de más estrellas suelen ser turísticos. Esto último es un dato que debes considerar. Todo hotel destinado al turista y para vacacionar es más costoso. En cambio, los alojamientos para negocios o de otra índole implican menores gastos.

Para desarrollar mejor este tema, preferimos extendernos en los párrafos siguientes. La idea es dar a los lectores una serie de consejos. Estos pueden anotarlos en una check list a la hora de emprender la pesquisa de hoteles baratos.

Estrategias para conseguir hoteles baratos y de calidad

Hay varias maneras de hallar alojamientos  a un precio módico. Si sos un viajero experto, ya debes saber algunos tips al respecto. Los consejos que presentamos los hemos compilado de varias fuentes. Algunos, son de la web. Otros, provienen de foros de Internet relativos a este temas. Finalmente, están esas recomendaciones que la gente murmura y rara vez plasma por escrito.

  • Considerar los días festivos

Evita pedir alojamientos en fechas patrias, celebraciones, carnavales, navidad o semana santa. Obviamente, el coste se multiplica en esas fechas. Lo mejor es que optes por fechas de escasa afluencia de personas.

  • Preferir la temporada baja

Si viajas en verano o en diciembre, las tarifas tienen un incremento. Por ende, lo mejor es la época del año en que hay menos turistas. Además, casi no hay personas. Te podés sorprender al tener el hotel solo para ti.

  • Hay días en que los hoteles son más económicos

Por ejemplo, las pernoctas de los viernes y de los sábados tienen precios más altos. En cambio, las de los domingos son las más baratas. Por ello, debes tener un cronograma flexible. Recordá que si querés conseguir tanto vuelos como hoteles baratos debes ser un turista fuera de norma. Es decir, no mostrar los mismos patrones que el resto de los viajeros.

  • Hacer la reserva con una prudente antelación

Este es un consejo que se aplica en todos los casos. Lo mejor es apartar la habitación con al menos un mes de antelación. De esa manera, se evita no solo el problema de la prisa a última hora. También, ocurre que de repente la demanda de un hotel puede subir y con ella los precios. Esto se esquiva si se paga con tiempo el alojamiento.

  • Podés combinar hoteles baratos con paquetes turísticos

Esta es una gran idea si sos un turista en temporada. En estas fechas, la única manera de minimizar precios es pagar un paquete que incluye el hotel, pasajes y comida. Si sacas cuentas, te das cuenta que el alojamiento es más barato así que pagándolo independientemente.

Esos son solo algunos consejos. Hay otras maneras, como por ejemplo cotejar el precio si viajas solo o en grupos. Es decir, cada persona paga menos si se usan habitaciones compartidas. Además, hay hoteles que cobran muy altos los servicios de comida. Por ello, es preferible descartar ese ítem y alimentarse en otros locales.

El tema de los modos de pago en los hoteles

Finalmente, hay que dejar en claro que un hotel  a bajo costo no es necesariamente más rentable. Suena paradójico, pero es así. Para aseverar esto, se tiene en cuenta la relación coste/calidad. Además, evaluar el viaje como un asunto integral. No solo se paga alojamiento, sino traslados y alimentación. Por ello, la alternativa de pagar en cuotas es otra gran opción. Esto es de gran utilidad sobre todo si son varios los pagos y no devengan intereses.

Importante es indicar que los hoteles que aceptan cuotas suelen ser de tres estrellas en adelante. Además, esto se hace generalmente en el marco de un paquete de viajero. Se trata de una gran opción, pues permite tener dinero y liquidez para movilizarse en el viaje. Por ende, es la última de las recomendaciones que presentamos respecto a los hoteles baratos.