El chino, en el podio de los idiomas

En estados Unidos ya son más de 60.000 niños los que ofertan clases de chino para niños en colegios públicos; en España, aunque no ha alcanzado esas dimensiones vamos por el mismo camino. El chino ya se ha establecido como el tercer idioma.
Sobre todo en las grandes ciudades es donde encontramos una amplia variedad de recursos para aprender chino. En Madrid podemos encontrar colegios que ofertan el chino mandarín como actividad extra-escolar o incluso academias de chino como Xindongfang. Sin embargo en nuestro país estamos lejos todavía de alcanzar los niveles del inglés. Por ejemplo, es muy difícil encontrar niñeras o au pairs chinas.
clases de chino

¿Por qué aprender chino se ha vuelto tan importante ahora?

En España tradicionalmente hemos sido conocidos por nuestra más bien poca pericia en cuanto a idiomas extranjeros. Según estadísticas España es uno de los países de Europa donde menos adultos tienen un segundo idioma.

La globalización del mundo está haciendo que las cosas cambien. Los colegios bilingües son cada vez más comunes.

China ha ganado puestos como potencia económica. Las empresas han sido espectadores de primera fila del éxito del crecimiento chino. El trato laboral con personas de este países es cada vez más frecuente.

Los padres están empezando a apreciar esta correlación. Aunque el inglés siga siendo la prioridad al aprender un idioma extranjero cada vez son más los padres que apuntan a sus hijos a clases chino para niños. Hoy en día saber chino ayudará a sus hijos en el futuro.

Otro de los puntos importantes es la gran adopción de niñas chinas por parte de familias Españolas y que quieren que sigan en contacto con sus raíces.

O la gran popularidad del país como opción turística: saber hablar en el idioma nativo nos facilita enormemente el viaje. En aldeas o con las generaciones más mayores es difícil encontrar nativos que hablen perfectamente inglés.

Y como no, tener la opción de hablar los tres idiomas más hablados del mundo nos abre enormemente las fronteras. No sólo de la intercomunicación personal sino la de nuestra carrera profesional.

¿Qué hacer para aprender chino?

como hemos apuntado antes, y sobre todo en las grandes ciudades, cada vez hay más opciones de apuntar a nuestros hijos o familiares a escuelas donde dan clases de chino (http://estudiosdechino.com/cursos-chino/). Los colegios ofertan actividades extra-escolares.

También podemos localizar guarderías dónde vayan introduciendo este idioma a base de juegos.

En casa podremos contratar niñeras nativas o bilingües para que practiquen, o en sitios como Youtube podremos encontrar dibujos animados o canciones de chino para niños.