El Corte Inglés continúa su escalada

Tras unos años en los que el descenso de salud de la economía española afectó de manera negativa a sus cuentas bancarias, El Corte Inglés presentó recientemente sus resultados económicos del ejercicio anterior. Unos datos que demuestran el buen hacer de la compañía española en materia económica, disparando sus beneficios por encima del 28% en el año 2018. Al mismo tiempo que afianza su estrategia de ventas dividida principalmente en dos canales: comercio físico y universo online.

 

Con este buen resultado, es el quinto año consecutivo que la compañía muestra valores en positivo, afianzando de nuevo su posición de liderazgo en el mercado actual. Además, la firma también ha reducido su deuda en un 12%, como consecuencia de sus desinversiones inmobiliarias y la venta de una de sus verticales de negocio, Óptica 2000.

eci

Un beneficio de 258 millones

Con este resultado, los beneficios de El Corte Inglés se elevan hasta los 258 millones de euros. Una cifra de negocio que alcanzó los 15.783 millones de euros, superando en un 1% al año anterior. Sin duda, una de las mejores noticias tras los años de crisis que afectaron a la economía española y, por ende, al que es considerado el grupo de almacenes más importantes de Europa y el tercero a nivel mundial.

 

En otro orden de factores, es importante destacar que los empleados de la plantilla descendieron hasta situarse en la cifra de los 90.004, una cifra algo inferior a la que solía tenernos acostumbrados, especialmente motivado el descenso por la venta de Óptica2000 a GrandVision. Sin embargo, estos empleos siguen existiendo, aunque no se pueden contabilizar como tal ya que no son empleos directos de la compañía, como reconocen fuentes internas de la compañía.

 

Los resultados positivos de la compañía también son consecuencia de una continuidad en la gestión del grupo, que permanece en manos familiares, con la presidencia de Marta Álvarez en el grupo y de su hermana Cristina al frente de la Fundación Ramón Areces. Ambas, hijas del fundador de la cadena.

 

Próximo objetivo: Reducir la deuda

Tras los buenos resultados cosechados por la compañía, uno de los grandes desafíos a los que se tiene que enfrentar de cara al próximo ejercicio es a conseguir reducir la deuda con la que cuenta. Tras un ejercicio en el que se ha logrado reducir el montante total deudor en un 12%, gracias especialmente a las buenas decisiones en el momento de desinvertir algunas de sus propiedades, la compañía se enfrenta a un contexto en el que debe seguir por este camino para hacer frente a sus principales problemas económicos en materia de deuda.

 

La intención del grupo almacenero es continuar vendiendo su cartera de activos inmobiliarios con el objetivo de seguir reduciendo el montante total. Por algunos de sus principales edificios, fuentes cercanas afirman que ya han recibido algunas ofertas, sin haber formalizado todavía ninguna decisión al respecto.

 

En ningún caso, eso sí, se ha planteado la opción de cerrar algunos de los centros que tiene repartidos a lo largo de toda la geografía española, pese a que así lo afirmaban los rumores, porque todos ellos se encuentran actualmente en balance positivo.

El Corte Inglés, sigue, por tanto trabajando para mejorar los resultados económicos que le han llevado actualmente a ser uno de los grupos almaceneros más férreos de nuestro país, volviendo a la senda de los beneficios por quinto año consecutivo.

 

Por otro lado, de momento también se rechaza la posible salida a bolsa del grupo. Pese a que no se descarta en un futuro cercano, todavía no existe una propuesta en firme sobre esa decisión.