EL GENIO DE JIMMY CHOO

Parece que fuera ayer, pero ya han pasado más de cinco años desde que el diseñador Jimmy Choo saltara a la palestra y se convirtiera en uno de los nuevos genios de la moda actual. De origen chino, nacimiento malasio y habitante de la moderna urbe de Londres, Jimmy Choo ha conseguido crear un auténtico imperio a partir de…¡los zapatos!

Nacido en 1961 en Penang de familia de zapateros, realizó su primer zapato con tan sólo once años. Un hecho que resultaría muy simbólico de su futuro más actual. En 1983 se graduó en la Cordwainers’ Technical College de Londres mientras trabajaba a tiempo parcial en lugares tan insólitos como restaurantes o almacenes.

En 1986 abrió su taller al este de Londres, en Hackney, y su trabajo artesanal pronto empezó a cobrar fama. Uno de sus primero éxitos fue la aparición de sus modelos en la revista de moda, de fama internacional, Vogue en 1988. Después llegarían sus trabajos para la princesa Diana de Gales.

Tras este tremendo empujón, creó en 1996 su propia marca junto con la editora británica de Vogue del momento, Tamara Mellon. Tras cinco años al mando, vendió su parte y se ha centrado tanto en diversas colaboraciones como en los modelos de la línea Jimmy Choo Couture, ampliando el mercado al mundo de los bolsos. En el siguiente enlace puedes encontrar diferentes tipos de zapatos Jimmy Choo: zapatosjimmychoo.es.

LOS ZAPATOS DE JIMMY CHOO

No son pocas las celebrities que en las distintas alfombras rojas de premieres de cine, galas de premios y entregas de galardones aparecen sobre tacones que llevan la firma de Jimmy Choo. Su imperio va más allá de sus orígenes y de la propia city londinense. Calzar unos Jimmy Choo supone subir un escalafón, nunca mejor dicho, en lo que a glamour y estilo se refiere.

Los zapatos Jimmy Choo están especialmente hechos para triunfar en las citas importantes y destacar frente al resto en fiestas de diferente índole. Serás la auténtica estrella de la noche gracias a la elegancia, porte y suntuosidad que los diseños de Jimmy Choo ofrece en sus pares de zapatos.

La elegancia es innata y por eso, acudir sobre los tacones de unos Jimmy Choo, denota tener esa cualidad desde la cuna. El perfecto toque de distinción y modernidad con el que convertir cualquier vestido o mono en otra obra maestra de la aguja y el hilo. El broche perfecto para empezar una gran noche.

Add a Comment