El lado bueno de la crisis

La crisis económica que nos acompaña desde hace ya varios años, ha hecho que los españoles cambiemos nuestros hábitos,  es debido a esto que lo que antes eran grandes dispendios, hoy en día son apuros para llegar a fin de mes y ajustarse el cinturón los meses más duros del año. Es por esto que nos hemos acostumbrado a vivir con menos y a economizar todo lo que podemos.

Si la lavadora se estropea, procuramos que un técnico la arregle antes de comprar una nueva, compramos los libros del cole de los niños de segunda mano para ahorrar unos cuantos euros, procuramos gastar poco o lo mínimo indispensable en el arreglo del coche, para ello hacemos click para ir al sitio web de un desguace económico y así salir del apuro en el que nos ha metido el dichoso coche.

Y no es q seamos bichos raros, la mayor parte de los españoles estamos en esa textura, viviendo con lo justo y sin poder hacer grandes gastos.
La crisis nos ha enseñado la cosas malas de la vida, personas perdiendo todo, familias enteras en la calle por no tener dinero para pagar un alquiler o una hipoteca, niños comiendo muy poco poniendo así en riesgo su salud…y así un montón de puntos negativos que podríamos enumerar.

Pero también hay que reconocer que ha sacado lo bueno de muchas personas, voluntarios ayudando a los más necesitados,  propietarios de viviendas cediendolas para que algunas de estas familias tuvieran un techo, restaurantes y hoteles entregando las comidas sobrantes a personas que no tenían para comer.

La crisis nos ha hecho ver que somos personas de buen corazón,  que todavía estamos personas en el mundo con las que se puede contar en caso de necesidad, personas que se vuelcan para ayudar a otros más indefensos. Lo que vienen siendo buenas personas.

Y es que en los momentos más duros es en los que nos damos cuenta de lo que valemos cómo personas, cuando los más poderosos cómo deportistas de élite o propietarios del imperio textil, hacen donaciones a hospitales o ayudan en la investigación de enfermedades, entonces es cuando te das cuenta de que la humanidad todavía tiene salvación, es entonces cuando volvemos a creer que el ser humano es un  ser compasivo y valiente que lucha contra las injusticias y las adversidades. Un aplauso a todos los que ayudan y hacen posible un mundo mejor.

Add a Comment