El sudeste asiático y sus maravillas

Cuando hablamos de Vietnam y Camboya ¿Qué se le viene a la mente?, tal vez de Vietnam la palabra “Guerra” es muy reconocida pero más allá de eso no mucho o casi nada por así decirlo porque no muchos se atreven a viajar a Vietnam y Camboya.

Estos países de bajo renombre tienen mucho más para ofrecer de lo que usted piensa, en cuestiones de gastronomía estos contienen todo un lujo culinario, si hablamos de cultura estamos hablando de Asia; región en donde la cultura es algo histórico, muy respetado y con alto impacto social.

Y si mencionamos su geografía, los paisajes y paraísos son de lo más renombrado por aquellos aventureros que se lanzan a conocer esta parte del mundo recomendando a muchos aficionados el viajar a Vietnam y Camboya.

Montañas de Da Nang, Vietnam

Este grupo montañoso compuesto de mármol y roca caliza están ubicados en la ciudad central de Da Nang, repletos de mucha historia y leyendas.

Este es un sitio turísticamente muy popular, siendo un lugar de retiro espiritual y peregrinaje, compuesto por muchas pagodas budistas, resto de una civilización local y cuevas altamente representativas en el interior de las montañas, cuevas totalmente naturales formadas por procesos de erosión y humedad.

La leyenda de estas montañas se basa en el relato de una tortuga y un dragón, en donde se dice que un viejo ermitaño vivía en las costas de Da Nang, se encontraba pescando como usualmente lo hacía y salió un dragón de las aguas, este depositando un huevo en la costa.

Tras desaparecer el dragón; surgió una tortuga dorada diciendo ser el dios  Kim Quy, encomendando al anciano a proteger el huevo ante cualquier peligro. Este incapaz de cumplir con el pedido, enterró el huevo en la tierra.

Al pasar el tiempo el huevo eclosionó dividiéndose en 5 partes, 5 elementos que a su vez son las montañas de mármol.

Palacio Real en Phnom Penh, Camboya

Actualmente la capital de Camboya está en pleno desarrollo pero eso no es impedimento para mirar atrás y profundizar en la cultura.

La realeza siempre ha sido un aspecto principal en la historia camboyana y esto se ve perfectamente reflejado en el recinto del Palacio Real, destacado entre el público y la sociedad, la Sala del Trono o la Pagoda Plateada.

Estas dos opciones de Camboya y Vietnam no son lo único en maravillas pero si de lo más resaltante y suficiente para hacer de ese viaje algo inolvidable.