Láseres potencia la impresión en 3D

Están trabajando en una nueva técnica de impresión en 3D que implica un rápido procesamiento láser para crear pilas de electrolizadores de cerámica protónica que convierten la electricidad en hidrógeno como una forma de almacenar energía.

Los electrolizadores podrían tener varios usos, incluyendo como fuente de combustible en los automóviles o para almacenar la energía generada a partir de la energía solar y eólica.

La nueva técnica de impresión láser 3D reduciría el coste y el tiempo de fabricación de electrolizadores altamente compactados.

En la impresión en 3D, los productos se diseñan en un ordenador y luego se imprimen capa por capa, las capas se apilan unas sobre otras para crear el producto.

Las impresoras 3D que se encuentran a menudo en las aulas de las escuelas secundarias imprimen con plásticos. Uno de los grandes retos de la fabricación avanzada es encontrar la forma de imprimir de forma rentable con otros tipos de materiales.

Una de las impresoras 3d también más conocidas en el sector profesional es Tresdpro R1, es una impresora FDM. Tiene una boquilla que se mueve para colocar el material en la ubicación correcta. Su web es http://tresdpro.com donde podrás ver todo lo relacionado a esta impresora avanzada en esta tecnología.

Cuando se fabrican de forma convencional, las cerámicas deben ser sinterizadas en un horno a altas temperaturas.

Una impresora 3D coloca una capa de cerámica y un láser la sinteriza al mismo tiempo, eliminando la necesidad del horno.

El futuro de la tecnología de impresión 3D

La tecnología de impresión 3D ha existido durante 3 décadas, pero en los últimos años sus aplicaciones potenciales han empezado a aumentar drásticamente.

La fabricación aditiva, proceso mediante el cual se fabrica un objeto físico a partir de un modelo digital tridimensional.

La tecnología de impresión en 3D siempre ha sido una gran herramienta para crear formas complejas de artículos únicos.

La fabricación de aditivos surgió justo antes del cambio de milenio y se ha utilizado en gran medida para crear la medida necesaria en sectores como el aeroespacial y el sanitario.

La fabricación aditiva permite crear piezas más fuertes y ligeras de lo que sería posible con la fabricación tradicional.

La velocidad, precisión y capacidad de la impresión en 3D para crear modelos altamente personalizados también ofrece múltiples aplicaciones para la asistencia sanitaria.

Para progresar, la tecnología de impresión en 3D debe ser escalable. La impresión en 3D ha recorrido un largo camino.

El sector de la automoción ha sido muy cauteloso a la hora de adoptar esta tecnología. El futuro de la impresión en 3D depende tanto de la impresión mundial de la tecnología como de sus aplicaciones reales.