PARIS Y LA MAGIA DE DISFRUTAR EN FAMILIA

París es una ciudad que se debe visitar al menos una vez en la vida si se tiene oportunidad. La mayoría de las personas que lo hace acaban simplemente enamorados de la capital francesa. Y es que la misma, cautiva por sus majestuosos monumentos, puentes de cuento o parques llenos de flores. Además, no podemos dudar de que, el Sena, con su color azul verdoso, brinda a la misma un toque de lo más encantador.

Lo que es seguro es que hay ciertos lugares que cobran una especia de “magia especial” cuando los visitamos con nuestros hijos.Y París, es seguro uno de ellos. No obstante, antes de ir, es normal hacerse preguntas como ¿qué ver en París con niños? o ¿qué cuales son los mejores planes en París en familia?

En tal caso lo ideal es buscar alguna buena guía de París con niños, que nos permita realmente descubrir lo que merece la pena hacer con ellos o no. De esta manera, podréis organizar vuestro itinerario en función de lo que más os convenga y en virtud de vuestras preferencias.

Si lo que andáis buscando en la “magia Disney” por supuesto no os podéis perder uno de los mejores parques de atracciones del mundo: Disneyland Paris. En él, los peques de la casa disfrutarán junto a sus personajes favoritos de película, en castillos de cuento y en atracciones de lo más originales y divertidas. Además ¡los espectáculos dentro del parque son simplemente impresionantes! Y, por si fuera poco, este no es el único, ya que para aquellos que prefieran descubrir la “magia gala” ¡también podréis ir a pasar un día estupendo al Parque Asterix!

Si por otro lado lo que estáis buscando es empaparos de la “magia parisina” en la ciudad de la luz no os faltarán cosas por ver con vuestros niños. Y es que en París se encuentran toda una serie de buenos planes con éstos. Entre ellos podemos citar el Museo Grevin o Museo de Cera, El Museo de Historia Natural, El Parque de Tuileries o el de Luxembourg, Mont Marte y el Sagrado Corazon, La Opéra de París, Los Campos Eliseos o el Arco del Triunfo entre otros.

Igualmente, podréis envolveros de la “magia de sus rincones particulares” en los tan conocidos barrios Chino y Latino de París. Allí podréis degustar comida típica de estos países, descubrir su cultura junto a tiendas de lo más original.

Lo que es seguro es que en una ciudad como París, nunca os va a faltar “magia” para disfrutar con vuestros niños con independencia de la edad que tengan.