Todo sobre el certificado de defunción

Todos los procedimientos médicos poseen un certificado de una u otra forma, por ejemplo cuando ocurre una operación se genera un informe; lo mismo ocurre cuando se realizan exámenes de rutina. Esto quiere decir que, incluso ante el fallecimiento estos certificados son requeridos.

Cuando ocurre un óbito esto demanda la existencia de un certificado de defunción, en especial si la persona del deceso poseía algún seguro de fallecimiento o pensión.

Cuando esto ocurre es importante que se solicite el mismo, la entidad que esta autorizada a emitir este tipo de certificados son los centros asistenciales; específicamente el médico que lleva el caso del finado.

Por ejemplo: si el difunto perece bajo observación médica, el doctor asistente de dicho diagnóstico es quien emite el certificado.

Por otro lado si la persona muere en cuidados domésticos, el especialista que emite el aval es el patólogo del centro médico de consulta de los familiares; aunque también podría darse el caso de que sea el patólogo de la funeraria quien expida dicho certificado.

Y si la muerte se da por acciones violentas, será el patólogo forense del cuerpo legal correspondiente el encargado de emitir el comprobante del deceso.

Formatos de un certificado de defunción

Generalmente se tiene entendido que un certificado de deceso es de un único formato. Sin embargo, estos se expiden de diferentes modalidades dependiendo de lo requerido. En el caso de España se clasifican de la siguiente manera:

●       Certificados positivos:

Esta categoría se subdivide al mismo tiempo en:

  • Certificado Extracto: Es el que contiene un resumen de la información del perecimiento que esta inscrita en el registro civil. Este se puede clasificar en:
  • Certificado Ordinario: Es el que se emite en lengua castellana.
  • Certificado Internacional: Es elaborado para contener efecto en todos los países que participen del Convenio de Viena. Este se expide en todos los idiomas de los países que participaron en la firma de dicho convenio.
  • Certificado bilingüe: Se expiden en España en idioma castellano y en el idioma de la comunidad autónoma a donde sea destinado.

●       Certificado Literal:

Resulta ser una copia fiel del certificado de deceso, lo que quiere decir que contiene todos los detalles del fallecimiento y los datos del difunto.

●       Certificados negativos:

Son aquellos que avalan que no se ha inscrito el deceso de una persona en un determinado registro civil.

Es importante saber cómo actuar ante un caso de negligencia médica que termine en defución  y que certificado te piden