Tours en Cancún: Visita Chichen Itza

Sus playas paradisíacas, su impresionante infraestructura turística, su afamada vida nocturna… Existen razones de sobra por las que Cancún es un destino infaltable para cualquier persona que disfrute de viajar bien. Pero si bien es tentador pasar todos los días de tus vacaciones disfrutando de la arena blanca y el mar turquesa, existen un paseo en particular que no puedes dejar de incluir en tu itinerario de tours en Cancún. Y es que a pesar de que la historia de Cancún es bastante reciente (la ciudad fue fundada apenas en 1971), tiene la dicha de estar situada a pocos KM de Chichen Itza, la antigua capital del imperio Maya y una de las zonas arqueológicas más importantes de México y el mundo. (Para más info, entrá a este sitio).

 

Un poco de historia…

A pesar de que el año no está 100% claro, se estima que la fundación de Chichen Itza (el nombre significa “boca del pozo de los brujos del agua” en maya) ocurrió alrededor del año 525 d.C. de la mano de los mayas. Posteriormente, alrededor del año 800 d.C, los toltecas invadieron la zona generando una fusión de culturas que resultó en la época de mayor esplendor de la ciudad. A estos años se remonta la construcción de varios de los edificios que hasta el día de hoy se mantienen de pie y constituyen el principal atractivo de la visita a la ciudad en al actualidad. La pirámide de Kukulcán, por ejemplo, es influencia directa de esta época y se construyó inspirada en el culto a Kukulcán, la serpiente emplumada que también adoraban los aztecas con el nombre de Quetzalcoátl. Hoy en día, dicha construcción es el edificio más prominente de la zona y se ha convertido en un símbolo de la cultura maya para el resto del mundo. Como dato adicional, las escalinatas principales de la pirámide cuentan con varias cabezas de serpiente.

 

La Historia de Chichén Itzá refleja un pasado glorioso y su valor arqueológico e histórico la ciudad fue reconocida como patrimonio de la humanidad en 1988. El lugar es una ventana al pasado y nos permite ampliar nuestro conocimiento sobre el mundo prehispánico, convirtiéndolo en un referente de la identidad indígena de todo el continente americano.

 

¿Qué visitar en Chichen Itza?

Chichen Itza se encuentra aproximadamente a dos horas de Cancún. El área destinada a la visita pública es de 47 hectáreas aunque la zona protegida que incluye todos los edificios monumentales es de unos 15 kilómetros cuadrados. La mayoría de los tours hacia la ciudad ofrecen una parada previa en Valladolid, una ciudad reconocida por su arquitectura colonial y su rica gastronomía. La llegada a Chichen Itza suele pautarse para antes del mediodía para que así el turista cuente con el tiempo suficiente como para poder disfrutar de todo el atractivo del lugar. La mayoría de los tours incluyen una visita guiada que es indispensable para contextualizar el recorrido y poder empaparse de fechas, acontecimiento e historia. Sin embargo muchos visitantes suelen disfrutar de una modalidad de tour que se está popularizando en los últimos años que incluye, además de la visita guiada, un marco de tiempo para que el turista pueda también disfrutar de la mágica ciudad por sí sólo.

Además del ya mencionado templo de Kukulcán (rebautizado como El Castillo por los colonizadores españoles posteriormente), una de las principales edificaciones a visitar en Chichen Itza es El Templo de los Guerreros, una estructura de forma de pirámide escalonada que cuenta en su entrada con una escultura de Chac Mool, una suerte de intermediario entre el Dios Supremo y los hombres. En frente de esta edificación se encuentra el Templo de las Mil Columnas que en realidad son 200 columnas dispuestas en forma de cuadrilátero irregular. Otra edificación de visita obligada es El Caracol, también conocido como El Observatorio,  que era utilizado por los mayas para hacer observaciones astronómicas. Otros edificios importantes para tener en cuenta en este paseo son el Tzompantli, el Akab Dzib y el Templo de los Jaguares.

 

Además de las construcciones, existe un fenómeno natural que se ha convertido en un emblema no sólo de Chichen Itza, sino de toda la región. Nos referimos a los cenotes, que son pozos de agua dulce creados por la erosión de la piedra caliza, suave y porosa, típica de la península de Yucatán. Para el turista, estas impresionantes grutas son ideales para bucear y descubrir su rica vegetación y fauna. Pero para los mayas, los cenotes eran fuentes de vida y servían para llevar a cabo rituales y ceremonias. Posiblemente ningun cenote cumpla a mayor cabalidad esta premisa que el Cenote Sagrado en Chichen Itza, que cuenta con 60 metros de diámetro, ubicado al norte de Kukulcán. El lugar fue utilizado para llevar a cabo sacrificios animales y humanos a los dioses, sobretodo a Chaac, el dios de la lluvia.

 

Consejo al turista

Se estima que anualmente más de dos millones de personas visitan Chichen Itza, convirtiéndolo en el segundo sitio arqueológico abierto más visitado de México detrás de Teotihuacán. Esto incluye monumentos cerrados al público por razones de seguridad que se encuentran señalizados y protegidos por letreros visibles para el visitante. Como es de imaginarse, el impacto de tantas personas ha traído consigo una cantidad enorme de retos de conservación del espacio, razón por la cual es importante que como turistas cumplamos las reglas del lugar para garantizar que esta magnífica ciudad pueda ser disfrutada por generaciones y generaciones.

Add a Comment