Tu Seguro de Vida a Bordo

Para todas las embarcaciones es necesario llevar todos los accesorios náuticos correspondientes al salvamento y seguridad de todas las personas que puedan ir a bordo, también es muy importante que todos estos accesorios estén en buen estado, con esto podemos estar seguros de que funcionaran de manera correcta.

Antes de zarpar y cuando aún la embarcación esté en el puerto anclada, se debe realizar una revisión de todos los artículos de seguridad; porque aunque suene bastante dramático, debemos aceptar que estos equipos pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte al momento de presentarse una emergencia náutica.

Este es uno de los elementos de salvamento que deseamos no tener que utilizar nunca, pero no por eso debemos de restarle importancia; puedes adquirir una excelente balsa de salvamento por medio de https://electronicanauticabalear.es/.

La tienda náutica online donde podrás adquirir por medio de su catálogo más de 8.000 artículos y repuestos náuticos, que cuentan con la mejor calidad y además tienen dos años de garantía, todos con precios muy atractivos que incluyen el IVA.

Entre los productos de seguridad verás las mantas isotérmicas para prevenir la  hipotermia con un costo muy accesible de 2,41€, y los trajes de supervivencia homologados, confeccionados en Neopreno de 5mm, con guantes y suelas de gomas muy resistente, aprobado por las nuevas regulaciones SOLAS 2010.

Puedes pagar tus compras online a través de los medios de pago, Visa Electrón, MasterCard, Maestro, Discover y American Express, o por medio de transferencia bancaria; podrás usar tu tarjeta de crédito de forma segura, ya que todos los datos se transmiten de forma encriptada.

Cuando tomar la Decisión de Lanzar la Balsa

La balsa salvavidas es uno de los elementos indispensables en casos de hundimiento o incendio de nuestra embarcación; la embarcación solo debe ser abandonada cuando el quedarnos en el barco nos ofrezca menos garantías de supervivencia que cualquier otro medio de salvamento.

Ahora bien, ya tomada la decisión nunca se debe dejar la embarcación sin antes haber emitido un mensaje de auxilio, y además debemos cerciorarnos de que los servicios de rescate y búsqueda estén al tanto de cuál es nuestra ubicación; ya que de lo contrario estaremos a la deriva y no tendrán una pista de donde buscarnos.

Si no es completamente necesario no se debe dejar la embarcación, ya que es más seguro estar en el barco que en una pequeña balsa salvavidas, donde estaremos a merced del oleaje, el viento, el frío o los rayos del sol; así que el abandonar el barco será  nuestro último recurso.

Una parte ideal para situar nuestra balsa salvavidas es fuera en el balcón de popa, de esta manera no ocupará mucho espacio y cuando sea necesario su uso será de fácil acceso y manipulación, recordemos que al momento de la emergencia las condiciones del mar no serán calmadas, y si es incendio no tendremos tiempo.

El tamaño de la balsa que debemos tener, debe ser proporcional a la cantidad de tripulantes de la embarcación, es decir debe tener la capacidad de albergar al 100% de la tripulación para la cual el barco está homologado.