Ventajas y desventajas de la keratina

La keratina es un tratamiento sumamente conocido, tanto por especialistas en el área como por personas que solo buscan cuidar su cabello. Constantemente lo están recomendando en los medios, existen productos que la incluyen y todos aseguran que mantiene un cabello radiante.

Y aunque es cierto que la keratina tiene un enorme efecto positivo en tu cabello, otorgándole brillo y resistencia, es importante conocer las distintas consecuencias que puede traer, sobre todo para tener cuidado a la hora de aplicarlo y no sorprenderse por los resultados.

Recuerda que la keratina es una proteína fibrosa que siempre va a fortalecer tu cabello, pero el tipo de cabello, producto y según tu organismo, puede ocasionar diferentes consecuencias. Conoce a continuación las ventajas y desventajas de los tratamientos con keratina.

¿Puede traer consecuencias negativas?

Una de las principales desventajas de los tratamientos con keratina es que poseen precios muy elevados, porque aunque dependa en gran parte del presupuesto que ofrece la peluquería a la que asistas, es una terapia que tiene que repetirse mínimo dos veces al año, cosa que cuesta dinero.

Más allá de eso, casi todos los efectos secundarios indeseables pueden evitarse. Por ejemplo, un aspecto muy importante y, de hecho, el que más se suele mencionar, es que la keratina tiende a alisar el cabello, cosa que no siempre se busca.

Lo cierto es que esto puede depender de la intensidad del tratamiento o de la cantidad de formaldehido que contenga la keratina utilizada. De esta forma, conociendo de antemano todos los componentes de la keratina que vas a utilizar y el tipo de tratamiento que necesita tu cabello, puedes conseguir lo que deseas.

Los tratamientos de keratina con formol son altamente tóxicos, con sustancias que dañan el cabello, ocasionan alergias e irritación en los ojos y piel. Por eso es importante evitar todo lo posible este tratamiento y consultar con un experto.

Recuerda que no es apto para todos los tipos de cabello, si el tuyo es muy fino y poco abundante no es recomendable porque puede romperse, más si te recoges constantemente el cabello o si te lo tiñes luego de aplicar el tratamiento.

Las ventajas de la keratina                                                                           

Todas las desventajas de la keratina son prevenibles, y las ventajas que ofrece las agradecerás con solo ver lo reluciente de tu cabello. Gracias a estos tratamientos, puedes evitar el frizz y el encrespamiento no deseado, alisándolo si así tú lo deseas.

Por otro lado, tu cabello se recupera de los daños ocasionados por el sol, la contaminación, el calor, el cloro y la sal, gracias a las propiedades regenerativas que ofrece la keratina, que repara y nutre tu cabello, volviéndolo más fuerte y resistente.

Lucirás brillante porque la keratina logra que tu cabello esté más suave, sedoso y elástico, potenciando su color. No lo piensas más, obtén el cabello que tienes con los beneficiosos tratamientos de la keratina. Recuerda hacerlo solo con un especialista para evitar malos resultados, y no te arrepentirás.