Consejos para comprar un coche de segunda mano

Comprar un coche nuevo es algo que gusta a todo el mundo, pero los precios no pueden competir con el mercado de segunda mano. Por este motivo, es que los coches de segunda mano son muy codiciados, en especial porque si compras un coche con unos cuantos kilómetros tendrás un gran descuento respecto a uno nuevo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunos consejos que resultarán prácticos para que puedas escoger un coche de segunda mano. Estos los he reunido en este post, para que puedas elegir el coche de segunda mano que necesites de la forma más efectiva posible.

¿Cómo elegir un buen coche de segunda mano?

Para que puedas escoger un coche de segunda mano que sea completamente funcional, tendrás que fijarte en algunos puntos clave:

Verifica bien el exterior

Será importante que te fijes bien en el exterior del coche para encontrar cualquier tipo de desperfectos. Asegúrate de ver los desperfectos visibles, así como las pequeñas imperfecciones que no son visibles tan fácilmente.

Asegúrate de verificar que los faros y las demás piezas sean originales, porque de lo contrario puede indicar que se ha hecho alguna reparación. También debes verificar que las puertas abran y cierren correctamente, además del desgaste de los neumáticos.

Verifica bien el interior

Una vez que hayas visto el exterior del coche, debes asegurarte de comprobar el desgaste del volante, la palanca de cambios y los asientos. Verifica que el kilometraje del vehículo sea el anunciado, y que los pedales estén en buen estado.

También tienes que probar todas las luces del vehículo para verificar que estén en buen estado, y también tienes que asegurarte de que el sistema de climatización funcione correctamente. Debes verificar cualquier rastro de óxido que pueda haber en el coche, y verifica el hueco de la rueda de repuesto.

Revisa el motor

Es importante fijarse en los diferentes niveles de líquidos del motor, y en especial fijarse bien si existe algún tipo de posibles fugas. El estado de la correa de distribución también es importante, y esta debe estar libre de grietas o de cualquier tipo de hilos sueltos.

Una buena opción puede ser llevar el coche a un taller mecánico para una revisión completa y que lo enchufen a una máquina para detectar posibles fallos. También una revisión de filtros puede ser básica para saber si el coche está en buen estado, y así asegurarte de que todo funcione de forma normal.